El tío Paco dice siempre que esos libros, lo que hacen en ti es crear una educación sentimental. No sirven para hacerte profesionista o ingeniero o médico. Sirven para hacerte mejor persona. Para que seas lo que quieres ser, pero humano. Y humano es el que piensa por sí mismo, el que se enoja ante las injusticias, el que celebra que se salve el niño en la inundación, el que cree firmemente en lo que cree, el que tiene sueños, el que puede enamorarse perdidamente…”

¿Qué o quién es una persona normal? Literalmente, nadie en este mundo es una persona normal, todos y cada uno tenemos una personalidad diferente y formas de actuar y pensar muy peculiares, las decisiones por las que optamos día tras día, definen el rumbo de nuestra vida y así como algunas pueden ser drásticas, también nuestras vidas pueden dar un giro que nos deja ante pocas alternativas.

Sebastián es un joven de 12 años, cuyos padres fallecen en un accidente automovilístico; su tío Paco obtiene la custodia y se convierte en su albacea, gracias a que la madre de Sebastián así lo había decidido antes de morir. Cualquier persona normal (aunque no existan personas normales), pensaría que los padres del adolescente cometieron un error al dejarlo en manos de alguien que jamás quiso tener hijos y que, para gusto de muchos, posee una mente extraña.

Pero lejos de ser un tío mala influencia, se convierte en una persona especial para el adolescente, quien comienza a afrontar los cambios en su cuerpo, en su mentalidad y en la estructura social en la que prevalece, las inquietudes de un romance surgen y la única respuesta que Paco le puede dar es: los libros. Sebastián comienza a comprender las razones de su tío para otorgarle el placer de leer, para dejarlo hacer locuras de las cuales aprenderá y obtendrá una reflexión, así como un criterio propio.

Paco ayuda a Sebastián a considerar sus opciones en todos los ámbitos, así, cada vez que su sobrino se enfrenta al conocimiento, él está detrás para reforzar su criterio, también le muestra las diferentes etapas del ser humano y cómo se puede lidiar con cada una de ellas; lo impulsa a defender sus ideales, sus sueños, su pensamiento, la justicia y los valores, le inculca creer en sí mismo, en las demás personas y en su patria (que no es ni más ni menos que las personas que ama).

En esta novela, Sebastián es de noble corazón, pero fuerte intelecto, no se queja al no tener una televisión, agradece a cada momento el tener un tío como Paco y su pensamiento es firme y argumentado, conforme crece va decidiendo en qué lado quiere estar y la mayoría de las veces es del de la justicia y la verdad, es un joven lleno de optimismo, pero que no por ello mira las cosas malas como buenas, juzga su entorno y opina fuerte sobre las situaciones, adquiere conocimientos fuertes sobre Historia, Matemáticas, Gramática e incluso Ciencia, y almacena la información, imagina lo que conoce día con día; se enamora y cuando lo hace, entrega todo; sin embargo, también sabe reconocer y tomar valentía ante las situaciones en las que se equivoca.

Finalmente, Paco no puede cumplir una promesa que le había hecho a su sobrino tiempo atrás, cosa que quizá el joven no entiende, pero poco a poco, y aún después de que ya no están juntos, las enseñanzas siguen floreciendo así como el amor del uno por el otro.

Recomendación

Lo recomiendo enteramente porque es un libro que no tiene límite de edad, tanto jóvenes, como adultos pueden aprender un poco de las reflexiones que hace Sebastián, pues son parte de nuestro aprendizaje como humanos, que vamos almacenando en una caja sobre otra caja sobre otra caja en el cerebro, como lo explica el joven. Además, el libro tiene por lo menos una referencia literaria en cada capítulo, todos esos libros que leyó Sebastián por recomendación de Paco o por lecturas de la escuela son los que dan sentido y sobre todo marcan la pauta del joven lector que obtiene sus argumentos gracias a este hábito.

Bien se dice en esta historia que los libros se deben compartir, que si un texto nos toca un órgano interno y ha movilizado una parte de nosotros, debemos compartirlo con los demás, no puedo menos que hacerle justicia a ello y hablar de que el libro me hizo muchas movilizaciones revolucionarias en mi ser. Como diría su autor durante una conferencia en el Palacio de Minería, cuando estamos en el país de los lectores, esto es lo menos que hace un libro, crear revoluciones y formar revueltas en nosotros y nuestro criterio, algo parecido a lo que hacen sus textos con Sebastián para ser todo menos una persona normal.

Además, hay que considerar que el punto de vista de este primer libro es el de Sebastián, el joven cuenta su historia al lado de su tío, pero frase fiel a esta novela: “En cada historia siempre hay dos versiones”, el autor le da sentido y luego de que publica Persona Normal en 2011, en 2016 publica su segunda versión: Corazonadas, que va desde el punto de vista del Tío Paco.

PERSONA NORMAL

(Sigue a Serendipia para enterarte de la recomendación de Corazonadas próximamente)

 

Sobre el autor: Benito Taibo nació en 1960 en la Ciudad de México, estudió Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha sido guionista y colaborador en radio, escribe para El Universal, Siempre! Y Unomasuno. Ha dado un sinfín de conferencias y firmas de libros en las múltiples y más prestigiosas ferias del libro. Es considerado uno de los mayores promotores de la lectura en México.

Título: Persona Normal

Autor: Benito Taibo

Género: Narrativa

Editorial: Booket

Precio aproximado: 128 M.N.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s